1 Comment

Poder Pastoral Darwiniano


El Estado moderno integró en sí una antigua forma de poder creada por las instituciones cristianas. El poder que en la edad media sostenía la iglesia manteniendo la desigualdad como statu quo, es ahora tomada por el estado. Cuando alguien aun hoy en día, celebra su esclavitud y su irracionalidad entregando todo el poder a una nada llamada dios, con esto, otorga poder a una institución multinacional. Tambien asume la relación de desigualdad con el representante local de la institución religiosa a través de la confesión. Michel Focault fue quien describió esta relación y dio el nombre de poder pastoral.

De la misma manera -siguiendo con Foucault- el estado tiene los mecanismos para ejercer su poder pastoral y su control sobre la sociedad. Entre los mecanismos con que cuenta el estado están los ya han señalado otros (Bakunin, por ejemplo) como el poder de policía y el poder de la educación, a los que podemos agregar a psiquiatras, médicos, el tejido social, la familia, etc. La escuela también es un mecanismo de imponer una verdad (la verdad contada durante cientos de años) desde el poder. Todas las instituciones que el estado define para asumir las tareas pastorales, lejos de competir entre ellas, provocan una sinergia eficiente gracias a una adecuada delimitación por parte de las instituciones y las disciplinas en su penetración de los individuos.

La ideología del libre mercado, tiene su mecanismo de poder pastoral. Multiplicado a través de los medios y los sistemas educativos, el dogma dominante impuesto en la biología se llama darwinismo. Cualquiera que lea una nota o un artículo científico puede notar el nivel de sumisión e idolatría que los adeptos tienen por el líder Charles. El teólogo británico devenido en naturalista del Beagle. Uno se empalaga con esos artículos en que todo era tinieblas y entonces llegó Darwin y se hizo la luz.

Como ya había señalado Fernando Vallejo en su libro “La Tautología Darwinista“, no hace falta dios para explicar el origen de las especies, ahora basta el tiempo. La fe en la selección natural reemplazó al dogma de las otras religiones. Se combate religión con religión. La ciencia se perdió en el camino. Se alimenta un falso debate entre creacionismo y darwinismo, cuando ninguno es científico. Se pretende explicar las complejas modificaciones estructurales de los organismos y la generacion a lo largo de la historia de la tierra de todas las formas de vida, con una base teorica pseudocientifica. La proyeccion del libre mercado y una concepcion del mundo de la inglaterra victoriana que se hizo hace más de 200 años, a la que se sumó la matemática de las poblaciones de los eugenistas, es la supuestamente fuerte base cientifica de la biologia actual. Esta caótica biología que continua sumando observaciones y experimentos a contrapelo del dogma imperante.

El poder pastoral ha impuesto este relato biblicodarwiniano, irreal, insustancial, exagerado, patético. Desbordando estas y otras miserias, los artículos llegan a un culto de la personalidad que da verdadero asco. Esta obsecuencia reposa en dos patas gigantes: ignorancia, del trasfondo ideologico y pseudocientífico, y canallada, al negarlo y sostener cínicamente que la biologia es dinámica cuando esta totalmente estancada en su aspecto teórico, descalificando cualquien cuestionamiento al dogma dominante. Los sacerdotes del darwinismo repiten sin cesar como letanías las más estrafalarias acepciones de la tautológica selección natural para dar explicación a los descubrimientos biológicos. Desde los experimentos de la polilla del abedul, falsos y fraudulentos los originales, repetidos recientemente sin confirmar ninguno de los supuestos darwinianos, los continuos descubrimientos continuan sustentando que el darwinismo es ciencia ficcion , fanatismo y religión, pensamiento unico o ausencia de pensamiento.  Todo el caos de la biología puede resumirse a que el sustento científico nulo de su marco teórico hace imposible que puedan describirse, comprenderse ni explicarse lo que sucede en los fenómenos biológicos. Pero eso poco importa, en tanto haya poder pastoral, adeptos y defensores del dogma dispuestos a repetir lo aprendido en las universidades y en los libros dominantes. Con un enorme arsenal de metáforas, razonamientos circulares, tautologías, ciencia ficción, se sostiene lo que para todo el mundo es una teoría científica incuestionable.

Paralelamente, hay otros caminos . Revisar, chequear, repensar, y tirar lo que  no sirva para nada, lo cual en la biología es bastante y retomar el camino de muchos biólogos y naturalistas que hacían de la biología una ciencia, un verdadero espacio de razonamiento e investigación, sin dioses y sin pastores.

Emiliano Salvucci

One comment on “Poder Pastoral Darwiniano

  1. […] En este artículo el autor elabora una lista de maneras para adoctrinar a los jóvenes. Resulta que cualquier cuestionamiento al paradigma evidentemente se debe a errores y malinterpretaciones. Es por ello que gentilmente nos elabora metodos para eliminar de los jóvenes esas locas ideas que se deben a que malinterpretan qué es la selección natural. El darwinismo es un sistema religioso. Hay un libro sagrado y un todopoderoso Darwin, incuestionable. (Ver poder pastoral darwiniano) […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: