Darwin, el gran charlatán


Muchas personas alrededor del mundo prefieren creer en dioses. La humanidad ha creado dioses, y ciertos hombres han hecho creer a los demas, que podian interpretar esos dioses y estaban enterados de sus opiniones y deseos. Desde niños se los adoctrina para no pensar de otra manera. Se impregna la mente de dogmas que se conviertes en ideas casi innatas. Se les anula el razonamiento y ante las evidencias del mundo eligen el autoengaño. Deben seguir creyendo.

El darwinismo, se concibió a partir del libro “sagrado” de Darwin. Un compendio de observaciones ajenas y el trabajo de los granjeros seleccionando animales domésticos, sumado a las teorias economicas y los prejuicios victorianos. Sazonado todo con las teorias de Lamarck y otros. Hasta hoy en dia, los niños son adoctrinados para no ver otra cosa que las ideas mezquinas, simplistas y erroneas del viejo charlatán Darwin. Y la universidad completa a biólogos sin capacidad de pensar fuera del dogma. No todos, afortunadamente, Como no todos los niños adoctrinados en dogmas, son adultos irracionales.

“Una de las lecciones más tristes de la historia es que, si se está sometido a un engaño demasiado tiempo, se tiende a rechazar cualquier prueba de que es un engaño. Encontrar la verdad deja de interesarnos. El engaño nos ha engullido. Simplemente se hace demasiado difícil reconocer, incluso ante nosotros mismos, que hemos caido en el engaño. En cuanto se da poder a un charlatan sobre uno mismo, casi nunca se puede recuperar.” Carl Sagan.

Advertisements