Leave a comment

Genética de poblaciones


La metáfora de genes alelos, representados como A y a  o B y b, proviene del trabajo de Mendel. Actualmente se sabe que no existen físicamente tales alelos, que reducir la complejidad de cualquier carácter a dos o múltiples alelos es erronea puesto que tras esa complejidad existen mecanismos generalizados, sistemáticos, como el splicing, epigénesis, y multiplicidad de factores inseparables del contexto y el devenir de cada proceso.

Cualquier análisis a partir del falso supuesto de la existencia de aquellos alelos, es totalmente errónea, falsa o ficticia. Más aun sabiendo que sería , si fuese real, solo válido para ciertos organismos eucariotas, soslayando la totalidad de la complejidad natural (¿Dónde quedan los probados casos de simbiogénesis que generan cambios evolutivos evidentes?). Por otra parte,  proyectar análisis y comportamientos de esos metafóricos alelos en poblaciones  ficticias no nos estará dando información de cómo se generan células eucariotas, novedades morfológicas, estructuras (la placenta, por decir una), aparición de planes corporales y todo gran cambio evolutivo.

¿Conocemos tal proyección de aquella metáfora mendeliana para analizar la naturaleza y que arrastra consigo un error central que invalida todo análisis posterior aun que tenga sentido solo en el marco de presunciones ficticias?

Si, se llama genética de poblaciones.

“Durante muchos años la genética de poblaciones constituyó una teoría poderosa e inmensamente rica sin virtualmente hechos satisfactorios sobre los que trabajar. Fue como una compleja y exquisita máquina diseñada para elaborar una materia prima que nadie había explotado con éxito. Ocasionalmente, algún prospector desusadamente listo o afortunado se encontró con un afloramiento natural de mena de alta graduación, y parte de la maquinaria se puso en marcha para demostrar a sus fiadores que realmente funcionaba. Pero la mayor parte de dicha maquinaria se dejó en manos de los ingenieros, siempre arreglándola, siempre mejorándola, anticipándose al día en que sería llamada a funcionar a pleno rendimiento. De improviso, la situación cambió. La veta principal fue barrenada y una profusión de hechos fueron vertidos sobre los cubos de esta máquina teórica. Sin embargo, de la máquina no ha salido nada. No es que la máquina no funcione, pues para una gran cantidad de ruidos de engranajes es claramente audible, si no son amortiguados, pero de alguna forma no puede transformar en productos acabados la gran cantidad de materias primas con que ha sido provista. Toda la relación entre teoría y hechos necesita una reconsideración.”
Richard Lewontin
Leave a comment

Darwin tiene razón cuando le copia a Lamarck


En una carta de Darwin a Nature en 1880 , escribe:

“Lamento ver que Sir Wyville Thomson no entiende el principio de la selección natural… Si lo hubiera hecho no habría escrito el siguiente párrafo en la Introducción al Voyage of the Challenger: “El carácter de la fauna abisal se niega a dar su apoyo último a la teoría que refiere que la evolución de las especies se debe a la extrema variación guiada solo por la selección natural.” Éste es un nivel de crítica que no resulta difícil encontrar en los teólogos y místicos cuando escriben sobre temas científicos, pero es algo nuevo viniendo de un naturalista… ¿Puede Sir Wyville Thomson nombrar a alguien que haya dicho que la evolución de las especies depende sólo de la selección natural? En lo que a mí respecta, creo que nadie ha formulado tantas observaciones sobre los efectos del uso y desuso de partes como yo en my “Variations of Animals and Plants under Domestication”; y tales observaciones fueron hechas con ese objetivo particular en mente. También he aportado una cantidad considerable de hechos que muestran la acción directa de las condiciones externas sobre los organismos.”

Entonces, el uso y desuso, que podemos seguir sosteniendo de manera mucho mas profunda y evidente con argumentaciones, hechos y datos actuales era ya considerado claramente un mecanismo evolutivo central. Y lo sabemos, fue enunciado por Lamarck 50 años antes que Darwin. Los mecanismos moleculares que subyacen a esto los estamos conociendo. El milieu de Lamarck, se vuelve central , dado que la complejidad de la vida debe entenderse en la dialéctica con ese ambiente en permanente fusion al organismo (no el organismo enfrentando a un ambiente externo).

Resta entonces concederle a Darwin que copió la idea de seleccion natural a Edward Blyth, Wallace, y una decena de naturalistas. Además, el mismo Darwin le reconoce menor importancia a esta supuesta omnipotente selección, la cual no escapa de ser una tautología que no aporta conocimiento alguno.

Entonces, verdaderamente, queda poco de Darwin, un aristócrata inglés que reunió muchas observaciones propias y ajenas, y que fue algo olvidadizo para reconocer a sus fuentes. La historia le dio un lugar de privilegio. A otros naturalistas como Lamarck, Tremaux, y tantos otros, se les privó del reconocimiento que merecen no sin antes tomar prestado todo el conocimiento que aportaron, el verdaderamente científico.

 

 

Leave a comment

El microbioma humano


El estudio del microbioma humano, la comunidad de microorganismos y colección de genomas que se encuentran en el cuerpo humano, es una de las áreas de investigación de enorme crecimiento.

El microbioma constituye el conjunto de microorganismos asociados a un hospedero principal. Es una parte integral del superorganismo que integran los microorganismos y el hospedero y éstos han co-evolucionado desde los primeros días de la existencia de la especie humana. La modificación del microbioma, sumado a los cambios en los hábitos sociales y alimentarios del ser humano a lo largo de su historia biológica ha llevado a la emergencia de numerosas enfermedades.

El  organismo humano es, entonces, una red compleja que presenta diez células microbianas para cada célula humana. Particularmente, el microbioma intestinal constituye una comunidad taxonómicamente compleja y ecológicamente dinámica e influye en el desarrollo, la maduración y la regulación, estimulación y supresión del sistema inmune.

El microbioma forma parte integral del sistema gastrointestinal, puesto que un intestino maduro y completamente funcional no se debe únicamente al tejido del hospedero sino además del metabolismo del microbioma, que interactúa y protege  las superficies intestinales manteniendo la homeostasis.

grafico microbiomaEsquema del superorganismo humano señalando las poblaciones microbianas según la región corporal (a), la variación en el número de acuerdo al género en el microbioma intestinal (b) y los géneros dominantes según la región del intestinjo (c). (Bahktiar et al., 2014).

El  microbioma humano ha definido en conjunto no solo al sistema inmunológico con el cual convive, sino que también forma parte integral de procesos fundamentales como la producción de vitaminas, la digestión, la homeostasis energética, la integridad de la barrera intestinal y la angiogénesis en el cuerpo humano. El genoma humano carece de los genes que codifiquen para enzimas requeridas para degradar polisacáridos vegetales que habitualmente consumimos, ricos en carbohidratos como xilanos  y pectinas.  Sin embargo, el microbioma provee esta capacidad ya que realiza el metabolismo de sacarosa, glucosa, galactosa, fructosa y manosa.  La fermentación de las fibras y los glicanos requiere la cooperación y asociación de diversos microorganismos. También realizan la conversión de butirato a butiril-CoA; este ácido graso de cadena corta es la principal fuente de energía de los colonocitos, cuyo desarrollo establece una barrera intestinal saludable. Los análisis metagenómicos han demostrado, además, la participación del microbioma en la síntesis esencial de aminoácidos y vitaminas.

Sobre el microbioma, y por lo tanto, sobre la salud del organismo humano, incide fundamentalmente la dieta, así como también otros factores como la forma de vida o el consumo de antibióticos.  Dado que existe una conexión evolutiva con la alteración de este microbioma y la aparicióno el incremento en la incidencia de numerosas enfermedades, es motivo actual de estudio los mecanismos que subyacen a tales anomalías y la forma de atenuar los efectos en lasalud. Entre estos estudios se encuentra el desarrollo de probióticos, prebióticos y sinbióticos sobre los cuales me referiré en otra entrada.

Bibliografía:

Salvucci, E. 2016. Microbiome, Holobiont and the Net of Life. Critical Reviews in Microbiology. 42(3): 485–494. doi: 10.3109/1040841X.2014.962478.

Salvucci, E. 2013. El agotamiento del bioma y sus consecuencias. Acta Biol. Colomb. 18 (1):31 – 42.

Bakhtiar, S.; LeBlanc, JG.; Salvucci, E.; Ali, A.; Martin, R.; Langella, P.; Chatel, JM.; Azevedo, V.; Miyoshi, A.; Bermudez-Humaran, L. 2013. Microbiome in human health and disease. FEMS Microbiology, 342:10–17.

Leave a comment

Darwinismo y capitalismo


El capitalismo es el orden social y el sistema económico dominante que asegura la libertad económica en la disposición y usufructo de la propiedad privada sobre el capital como herramienta de producción. Definido también como el sistema que consiste en la explotación del hombre por el hombre y siendo el sistema que rige la economía global, es responsable de las condiciones de desigualdad entre los hombres. Habermas afirma que el desarrollo científico y técnico se ha convertido en la misma base de legitimación del dominio capitalista. En este contexto es fundamental remarcar el papel del darwinismo, que desde sus orígenes fue una justificación natural de la explotación entre los hombres y continúa hoy en día como mecanismo de legitimización y racionalización de la opresión y del sometimiento de la libertad del hombre a la libertad del mercado.

Palabras clave: darwinismo, Darwin, capitalismo, Habermas, evolución

 

Link al artículo: http://www.revistacts.net/volumen-11-numero-32/316-articulos/733-el-rol-del-darwinismo-en-la-legitimacion-de-la-opresion

Leave a comment

Mae Wan Ho


Obituario: Mae Wan Ho (1941-2016)

Evolucionista y genetista entendió que el neodarwinismo es un dogma y por ende es necesario construir una teoría científica de la evolución basada en los hechos.

Ha escrito numerosos articulos y libros. Pueden encontrarse en la siguiente página http://www.i-sis.org.uk/SO_genetics.php, que es la página de l instituto que fundo junto a su esposo Paul Saunders.

Con cerca de 800 artículos publicados, ha abordado temas como evoluciòn, genetica, transferencia horizaontal de genes, epigenética, ingeniería genética, transgénicos, evolución de la complejidad, etc.

Recibió , al igual que Lynn Margulis, la medalla Prigogine en 2014.

Ha dejado un enorme legado para comprender mejor la vida y la evolución. Es deber de los científicos críticos, incómodos con el dogma impuesto como verdad absoluta, consultar su obra y no perder el enorme contenido de la misma, que los darwinistas se encargaran de menospreciar y relegar de la historia oficial.

 

“Life is achingly beautiful and creative once you free yourself from the mind-numbing shackles of neo-Darwinian dogma.”maewanho1

 

 

Leave a comment

Perros pueden detectar cáncer


Los perros son conocidos por su capacidad olfativa increíbles, alcanzando una capacidad 10000 veces superior a la nuestra. Utilizados para la detección de drogas, contrabando de cualquier tipo de cosas y para la búsqueda de personas, hoy podemos afirmar que también son capaces de detectar variedades de cánceres. Perros de diferentes razas han sido capaces de identificar el cáncer de próstata, de la piel y en pulmones, senos, ovarios y vejiga. Por lo general, los perros requieren sólo un soplo de aliento de una persona (o en el caso del cáncer de vejiga, la orina) para identificar la enfermedad. Después del entrenamiento, muchos perros pueden detectar con precisión incluso los cánceres en etapa temprana.

Claro que la detección del cáncer utilizando perros, además de caro, resulta muy difícil de manejar para trabajar a gran escala. Lo que se debe hacer ahora es identificar los compuestos que los perros detectan.

“En el futuro, los estudios diseñados para identificar compuestos orgánicos volátiles específicos del cáncer serán importantes para el desarrollo de nuevos métodos para la detección temprana de cáncer colorrectal”, dicen los investigadores.

La pregunta que surge es si el reduccionismo, esta vez, funcionará. Si la complejidad de detectar mediante el olor una enfermedad multicausal como el cáncer, puede reducirse a unos marcadores químicos.

En el último estudio, los investigadores recolectaron muestras de aliento y de heces de 48 pacientes con cáncer colorrectal, 203 personas sin la enfermedad, y 55 personas con una historia previa de cáncer pero que no tenía ningún cáncer activo en el momento. Se recogieron muestras de heces durante las colonoscopias, y los pacientes respiraban en bolsas especialmente diseñadas para capturar una muestra de su aliento. A continuación, un entrenado perro labrador de 8 años de edad, olfateó las muestras. Cuando se detecta cáncer, el perro fue entrenado para sentarse delante de la muestra. Su recompensa por una respuesta correcta: un juego de buscar con una pelota de tenis.

Los investigadores midieron la capacidad tanto del perro para identificar correctamente las muestras cancerosas y su habilidad para ignorar las muestras libres de cáncer. En ambos casos, era muy precisa, a identificando 91 por ciento de las muestras de aliento cancerosas y 97 por ciento de las muestras de heces positivas. El perro ignoró el 99 por ciento de las muestras negativas.

La exactitud del método se mantuvo incluso en los casos en que el paciente era un fumador o tenían otras enfermedades intestinales.

Es decir que la composición o el metabolismo del microbioma intestinal, inevitablemente, está implicado en la generación de estos compuestos o en la presencia y/o proporción de los mismos. La búsqueda de los indicadores y el desarrollo de un método de detección similar al que tienen naturalmente los perros, ha comenzado.

 

Fuente: http://www.livescience.com/11708-dog-sniffs-bowel-cancer.html?mc_cid=757a3d0f29&mc_eid=b9194f083b

http://www.livescience.com/6627-study-dogs-detect-prostate-cancer.html?mc_cid=757a3d0f29&mc_eid=b9194f083b

Leave a comment

De la nube de pedos a CSI


Es conocida la expresión de “estar en una nube de pedos” para referirnos a personas que están en su mundo o desconectadas de algo que haya sucedido. Parece que la nube en la que nos encontramos puede ser hoy conocida más en detalle hasta notar que cada nube continen un perfil microbiano característico.

Donde quiera que vayamos, estamos rodeados e inmersos en un aura de microorganismos. Convivimos con millones de microorganismos (nuestro microbioma, que supera en número de cálulas a las humanas en una relación de 10 a 1) y muchos de ellos desde las manos, la boca van conformando una especie de burbuja microbiana.

No solamente el microbioma es el conjunto de microorganismos del intestino que es motivo de investigación actual alrededor del mundo, si no también esa burbuja microbiana que nos rodea y, por ejemplo, los de nuestra piel, poblada por millones de microorganismos. Estos se alimentan de los grasas que se filtran de la piel, las células muertas, restos de materia orgánica, y unos de otros. “En un solo centímetro de la piel, se pueden encontrar miles de bacterias”, dice James Meadow, ex investigador de la Universidad de Oregon y co-autor de un artículo publicado en la revista peerj microbioma1.

Al rascarnos la cabeza, fragmentos de células, bacterias y hongos levantar el vuelo. Al estornudar, eructar, dar la mano, etc. muchos microbios circulan por la nube. Y también la eliminación de gases es un medio por el que se forma la burbuja. Aquella nube de pedos, es una auténtica nube microbiana.

Meadow y sus co-autores querían saber si esta nube era detectable, y si su firma ADN varía significativamente entre los individuos. Hicieron un par de experimentos con grupos de dos personas sentadas en salas esterilizadas.

En el primer experimento, cada uno de los sujetos se sentó durante cuatro horas jugando en una computadora portátil mientras que un círculo de filtros de aire capturaba sus nubes bacterianas, y en bandejas se recogían las partículas que caían. Los investigadores recogieron las pantallas y extrajeron el DNA.

Después, los científicos decidieron repetir el experimento con más voluntarios y utilizando sólo las bandejas del piso. En este segundo experimento los voluntarios pasaron sólo 90 minutos en la sala.

“Si estás lo suficientemente cerca para darle la mano a alguien, usted está en su nube microbiana”, dice Meadow. “Cuando alguien camina al lado de otra persona y se siente la brisa, te estas llevando sus bacterias”. Eso significa que usted comparte los microorganismos con sus compañeros de trabajo, miembros de la familia o con la gente que viajar en el tren.

Entonces, ¿cuán diferentes podrían ser las nubes microbianas de los individuos realmente? Los dos ensayos mostraron que, al menos en 11 personas las nubes microbianas variaban considerablemente de una a otra. También observaron que diferentes personas arrojan microbios a un ritmo diferente.

Ese conocimiento le ayudará a la investigación del microbioma en que ahora se tendrá en cuenta las nubes de microbioma para los campos como las enfermedades contagiosas y la medicina forense. En los hospitales, por ejemplo, nadie sabe realmente cómo se propagan los gérmenes.

Se destaca otra oportunidad para la nube microbiana. Ayudando a investigadores de la escena del crimen (CSI), ya que se podría utilizar los residuos del microbioma para localizar a los delincuentes. Las personas dejan también los microbios en suelo, el aire, los alimentos que consumen, y el agua. Así que en la firma microbiana única del individuo podría ponerlos en la escena de un crimen, o exonerarlos si los microbios de su nube no coinciden.

1 – Meadow JF, Altrichter AE, Bateman AC, Stenson J, Brown G, Green JL, Bohannan BJM. (2015) Humans differ in their personal microbial cloud. PeerJ 3:e1258 https://dx.doi.org/10.7717/peerj.1258

Fuente: http://www.wired.com/2015/09/body-surrounded-clouds-skin-fart-bacteria/

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.