3 Comments

Lamarck, el gran naturalista


Podía tener una gran capacidad de interpretación de la vida dado que era un naturalista y trabajaba con las especies, logrando enormes avances en Botanica y Zoologia. Pese al limitado conocimiento de la epoca, que él logro ampliar enormemente, podía entender mejor a la vida y su evolución intrinseca mucho mejor que aquellos que ven especies u organismos discretos luchando entre sí y con el ambiente. Lamarck legó un gran cúmulo de conocimientos a la biología que reunió gracias a la capacidad observacional y analítica de un naturalista.  Posteriormente. el cura Darwin llega a la Biologia luego de su viaje en el Beagle. Darwin aceptó tibiamente una transformacion de las especies, sin jamas intentar dar una explicacion propia, para lo que recurrió a Lamarck, utilizando el uso y desuso de órganos (Darwin limitó su observacion a animales y plantas, la porcion mínima de la biósfera) aunque sin darle el debido crédito. Y así se continuó de manera “religiosa” la aplicación del darwinismo a la naturaleza. La pobrísima idea de que las variedades son seleccionadas era (es) una proyeccion malthusiana de que había que eliminar “naturalmente” a los menos aptos. A nivel biológico, científico, real, esto es incapaz de explicar siquiera el mas mínimo y elemental proceso relacionado a la vida cuya complejidad escapa a las simplistas explicaciones del paradigma darwiniano dominante. Este es una mera proyección de una ideología (competencia, libre mercado, etc) y “reglas” que tienen que ver con la actividad economica de unos egoístas y voraces grupos de personas, antes que con la vida y su caracter  autoorganizativo. Esto que Lamarck, llama fuerza.

.

Jean-baptiste-Lamarck-Quotes-1

Nótese que la “fuerza vital” es muy denostada en Lamarck, aunque sea un intento de explicar la actividad emergente y propia de la vida de evolucionar o transformarse (hecho observable en el registro fosil y en la “huella genetica”). Pero no se cuestiona de la misma manera al tótem darwinista de la seleccion natural, esta fuerza todopoderosa que actúa (incomprobablemente) sobre todos los organismos (incluyéndonos, claro), que a su vez, es la reproducción diferencial de una poblacion, el resultado de esa reproduccion diferencial, la responsable de determinar que es lo más beneficioso para un organismo (segun criterios puramente libremercadistas), “ley general”, mecanismo (cuales son sus partes?, es aplicable a toda la evolucion?), proceso (¡el proceso es la evolucion!).

Lamarck aclara que la vida no tiene intencion de mejorar o de evolucionar. Porque si la vida evolucionara por el criterio (humano) de selección en función de qué es más conveniente, o qué otorga una ventaja, implicaría una teleología, como la que impregna el hecho de que la contradiccion semántica “seleccion inconsciente” sea la fuerza que direcciona la evolucion. Se dice: esto aquí -gen, secuencia, proteina, etc.- apareció por seleccion natural, ¿por qué? porque fue mas ventajoso u otorgó más fitness, o le permitió reproducirse mejor (y se fijó). Pero los “otros” tambien se reprodujeron y en todo caso la prueba de que era mas ventajoso es que lo estoy observando y debo “creer” que fué el mas ventajoso, porque los menos ventajoso no están ( ¿o nunca estuvieron?) y no están porque actuó la seleccion natural.

Que la idea de Lamarck sea teleologica ( y no la darwiniana) es una etiqueta que le ha colocado el darwinismo para descalificarla. Pero la misma etiqueta en todo caso vale para la seleccion natural.

Pero trasladar la capacidad evolutiva a algo “externo ” a la propia vida, esta fantasmagorica seleccion natural, es subestimar (era obvio que un cura que creia en un creador en 1850 piense asi) la capacidad de la vida de autoorganizarse, registrar perfectamente la informacion ambiental y el correcto funcionamiento en ese lugar y en ese momento (llámelo adaptacion), y los datos actuales que demuestran que los pasos integrativos y simbiogenicos son la constante en la vida (y por ende, en la evolucion). Lamarck expresó la idea de una continuidad organismo-ambiente, que el darwinismo relegó al poner al organismo en permanente competencia con otros organismos y con el  ambiente. Pero es la propia vida (en la forma que el ser humano ha etiquetado como especies) la que se reinventa , reorganiza (metabolica y geneticamente) ante cambios ambientales. No es una alteracion azarosa que rinde examen permanentemente ante el ambiente (vision mercantilista, “meritista”), sino que todo permanece estable hasta que un brusco cambio lleva a una reeestructuración de su organizacion (hecho observable en el mosaicismo genico, en las duplicaciones de secuencias, los eventos simbiogeneticos), porque como todo sistema complejo, se reinventa o colapsa.

Lamarck tenía claro este caracter autoorganizativo en 1809.

Por eso, y por muchas razones más, él fue un gran naturalista evolutivo, relegado por la dictadura del capital y del mercado disfrazado de ciencia.

3 comments on “Lamarck, el gran naturalista

  1. Salud,
    En France, André Pichot est un historien des sciences très critique sur le darwinisme, la biologie moderne et sa conception de l’être vivant comme machine. Voir les brochures que j’ai réalisé et qui résument en partie ses travaux:

    Aux origines idéologiques du darwinisme
    http://archive.org/details/LouartOID

    Le vivant, la machine et l’homme
    http://archive.org/details/LouartVMHBr

    Bonne lecture

    B.L.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: