Darwin, Wallace y el Laissez faire


Es conocido que el darwinismo debe su éxito a ser una proyección del libre mercado a la naturaleza. Más de cien años de estudios evolutivos fueron soslayados para erigir como genio a un subgraduado en teología que desconocía los avanzados trabajos en evolución. Darwin, aristócrata victoriano les dio un justificativo biológico de la existencia de razas superiores a la conservadora sociedad victoriana.

El concepto nada original de selección natural – conocido desde Aristóteles y Empedocles, y acuñado en los trabajos de Wells, Blyth, Mathew, y otros – es una tautología que no tiene ningún valor científico.  Wallace, reconocido como codescubridor de la selección natural, tenía pensamientos muy diferentes en cuanto a política y economía.

El trabajo de Darwin, copiando lo ya conocido en evolucion – de Lamarck, Tremaux, Lyell, Buffon, Saint Hilaire, etc. etc. – y sumando la selección natural ya conocida, no aporta ningun adelanto cientifico y debe su éxito al capitalismo y al libre mercado que lo impusieron como teoría única e intocable.

Image

Emiliano Salvucci

Advertisements